Y Dios se fue Parte I


¿Recuerdas las palabras del mensajero?
¿Recuerdas su nombre?
vestía de blanco y una vez que lo atacaban
era más temido que amado.
 

Recuerdas cómo penetraba en la mente de los niños
sembrando la duda y la culpa en sus almas
el respeto era ganado con la tiranía
nunca lloramos, supimos saber estar.
 

El pecado estaba en nuestra sangre
si sangrabas, expulsabas el pecado
así nos enseñó el guardián de Dios.
 

Las preguntas fluyen sin respuesta
nacimos atados a la doctrina
fuimos niños atados a una cruz.
 

Pero yo no recé más
desaté la cruz de mi pecho
gritando al cielo
jamás volveré a la cruz.
Recomendaciones del Autor

El deseo perdido

Cuando el deseo cae al abismoperdiéndose en la oscuridadel vacío se adueña del dia a diaconvirtiendo mi ser en un fantasma. Así nace la melancolía de algo perdidosin saber … Leer más

Depresión

Demos la bienvenida a la depresiónartista sin igual, conocida por todoscapaz de convertir la pasión por vivirpor el letargo de una muerte en vida. Aplaudida en todos los teatros … Leer más

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.