La lluvia ya no es la misma
desde que te fuiste, es mas triste
asomados en nuestra ventana
nos saludaba la lluvia

con gotas que dibujaban un corazón
pero hoy solo son gotas sin sentido
el sofá está vacío de tu esencia
y el gato busca tu olor sin descanso

La luz del cartel que iluminaba nuesta habitación
palidece y su luz te busca en la alcoba
solo queda la sombra de tu presencia
grabada en el papel pintado de la pared

El sol te viene a buscar cada mañana
y al verme solo, ensombrece mi estancia
las nubes lloran tu ausencia
tu paraguas consuela a la lluvia

que cada día de otoño te hablaba
intentando besarte con su gotas
luchando por entrar en tu cuerpo
para amarte como a una diosa

El sol te buscaba bajo la tormenta
siempre queriendo caletar tu cuerpo
abrazarte en su luz y calor
como si fuera tu amante

A tu lado, vivía la plenitud del amanecer
A tu lado, era envidiado por la lluvia y el sol
A tu lado, soñaba despierto en un barco pirata
que surcaba tu cuerpo, con la bandera negra

El pirata que fuí a tu lado, ahora es solo un grumete
ya no navega en un mar, solo camina sobre el asfalto
trite de que su barco se fuera, dejandolo en tierra
añorando el oleaje de tu cuerpo, al acercar mi piel contra la tuya

La lluvia ha dejado una tierra mojada, un futuro trebol
le sonrio al cielo, mientras el sol calienta mis huesos
entendiendo su tristeza con la ausencia de nuestro amor
ya sabes que fuimos piratas en un barco que zarpó.

Fuimos piratas en un barco que se hundió
ahora estamos solos, buncandola para zarpar de nuevo
la lluvia vuelve a consolar nuestros corazones
ahora somos piratas sin capitan, sin alma y sin corazón