Historia poética


Con tres acordes se creó el mundo
después de que esa música sonara
nacieron los ángeles y demonios
creados para una eternidad limitada.

Dominaron el mundo antes de llegar 
el primer humano, después fueron expulsados
los ángeles volaron, cansados de nosotros
los demonios se quedaron.

Fuimos Cain en su peores momentos
y después de enterrar a Abel
expulsamos a los demonios de la tierra
quedando solo la humanidad.

Fuimos constructores de pirámides
asesinos de hombres justos por sus creencias
desafiamos a Dios con nuestra altanería
y los monjes tomaron la riendas de la existencia.

Nos volvieron corderos de una religión penitente
donde no cabía la libertad de ser uno mismo
olvidados por Dios, nos centramos en la guerra
su nombre era la bandera de nuestras conquistas.

Nadie se podía quejar ante la verdad absoluta
la muerte te esperaba en la hoguera 
fuimos muchos los que quisimos cambiar el destino
masacrados un viernes 13, por la codicia de un rey.

los siglos pasan y Dios no aparece 
solo están su acólitos que convencen a los inocentes
el sistema cumple con su propósito
subyugar al pueblo ante un crucifijo en la pared.

Los judios no tiene cabida en nuestra era
los reyes los expulsan, mientras sus almas se condenan
Dios no perdona su osadía, castigando su linaje
y llegan mas reyes, queriendo ser dioses ante mi.

En las tabernas nos reímos de sus pelucas empolvadas
pero sentimos sus espadas apretando nuestra garganta
los monjes viven mejor que jesús, su maestro
si resucitara, los echaría de sus castillos .

Llega el final de una iglesia empoderada
los perros de la guerra están sueltos
los Papas, se vuelven más refinados
llegando a humillar la humildad de Jesús.

Los cerdos capitalistas se apropian de todo
el populacho es desechable, comentan en sus reuniones
subestiman a un pueblo obligado a pasar calamidades
por su existencia, es la hora de su caída.

Nacen nuevas ideas que cambian a un mundo dividido
se vuelve a luchar en los barrizales por los reyes
soldados hartos de morir dia a dia, se revelan
el rey sobra en esta sociedad, se grita en las trincheras
LLega la bastilla para condenar a los reyes.

a una muerte bajo la guillotina, y nacen naciones
que miran al futuro y nos dejan atrás
el mundo está cambiando y Dios ni se da cuenta
La libertad se vuelve el tesoro mejor guardado.

ante los cerdos que intentan quitarnosla
nacen las huelgas y la democracia
empezamos a saborear la libertad
Dónde está la religión?, se pregunta un monje.

Dios ha dejado de existir para esta sociedad
le gritan desde el podio de la libertad
dejad vuestro castillo dorado y desapareced
Sentado en la silla de la eternidad os veo.

Turel nos mira desde su castillo
uchando contra el imperialismo y la dictadura
Dios nos vuelve a ver y se sorprende
tal vez no todo está perdido, se dice.
 

 

El deseo perdido

Cuando el deseo cae al abismoperdiéndose en la oscuridadel vacío se adueña del dia a diaconvirtiendo mi ser en un fantasma. Así nace la melancolía de algo perdidosin saber … Leer más

Depresión

Demos la bienvenida a la depresiónartista sin igual, conocida por todoscapaz de convertir la pasión por vivirpor el letargo de una muerte en vida. Aplaudida en todos los teatros … Leer más

Cartas desde el frente

Perdona no haber respondido a tu cartalos últimos acontecimientos no me dejaronhe estado ocupado luchando por la libertadtrabajando para crear un mundo mejor. La miseria humana ha secado mi … Leer más

Otra noche más

Cuando el pasado toca a tu puertaprepara café, va a ser una noche largadetrás de él, llega la melancolíavestida de azul turquesa. Vuelven a tocar la puertay entra la … Leer más

Mi amada Vegueta

Los adoquines que pisocuando paseo por veguetame cuentan sus historiasmostrando gotas de sangre. Donde caballeros de antañocruzaron las espadasamparados en la oscuridadde una ciudad sin ley. Historias de amorrotas … Leer más

Soy tu sombra.

soy tu sombracaminando a tu lado en días soleadosdejándome llevar. Pegado a tus taconesformando parte de tísin llegar a alcanzarmeni yo a tí. Ser tu sombra me honranacido para seguirteviéndote … Leer más

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.