El Herrante


Olas que rompen contra el duro rocaje
una lucha interminable entre el mar y la tierra
soy el testigo que siglo tras siglo mira
sin poder mediar entre las grandes fuerzas.

Mi inmortalidad, hace que me confunda entre ellos
si no existe el tiempo, cual es mi meta
sobrevivir a la destrucción de lo que me rodea
sopeso entre mirar al mar o volver a la tierra.

Los deseos cumplidos, fueron los pilares de mi ser
ahora no deseo nada y me consume la desidia
cansado, dejo de respirar y solo consigo mas vida
mi cuerpo joven alberga un alma tan vieja como el tiempo.

Sigo viendo al hombre que mata al hombre
me dejó de asquear hace siglos, era su naturaleza
viaje a lo largo y ancho de este mundo
no encontré ninguna señal de arrepentimiento.

Sentado viendo pasar el tiempo de la humanidad
me dejo llevar por lo placeres mundanos
amante de mujeres y hombres, siglo tras siglo
demasiados entierros presencie para soportar otro.

El miedo a seguir viviendo es mi día y noche
me duermo esperando no volver a despertar 
y cuando la luz del sol entra por mi ventana
sigo vivo, sintiendo que el mundo sigue adelante.

Soy el angel errante que escapó del paraíso
ahora solo me queda esperar al fin del mundo
para volver a casa.
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Recomendaciones del Autor

El deseo perdido

Cuando el deseo cae al abismoperdiéndose en la oscuridadel vacío se adueña del dia a diaconvirtiendo mi ser en un fantasma. Así nace la melancolía de algo perdidosin saber … Leer más

Depresión

Demos la bienvenida a la depresiónartista sin igual, conocida por todoscapaz de convertir la pasión por vivirpor el letargo de una muerte en vida. Aplaudida en todos los teatros … Leer más

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.