Cartas desde el frente


Perdona no haber respondido a tu carta
los últimos acontecimientos no me dejaron
he estado ocupado luchando por la libertad
trabajando para crear un mundo mejor.

La miseria humana ha secado mi pluma
me he quedado sin sangre con la que escribir
he sometido a los demonios más crueles
y su sangre no ha llenado mi pluma.

Durante el verano he recorrido
los pantanos de los muertos en la guerra
pidiendo venganza para encontrar la paz
la lluvia es salada como mis lágrimas.

Los últimos en salir de aquel infierno
dejaron su humanidad enterrada junto a los muertos
nadie volvió con la esperanza de ser los mismos
allí estuve, buscando un instante para escribir.

Los aviones volaban sobre nosotros
sin poder evitar la muerte de nuestras madres
eso nos dejó una herida gangrenada en el alma
las sonrisas nunca volvieron a nuestros rostro.

La última vez que comí caliente no la recuerdo
el sudor se ha convertido en una segunda piel
las trincheras son así, tumbas abiertas
esperando morir en ellas y ser enterrados.

La munición escasea, pero el ánimo es alto
si es necesario usaremos las bayonetas
contra las balas del enemigo que fue nuestro hermano
al fin encontré el tiempo para escribirte.

La muerte nos saluda desde lo alto de una loma
y solemos devolverle el saludo con un corte de manga
hoy no nos toca morir le gritamos y ella se va
tal vez mañana le gritamos, pero hoy seguimos vivos.

Perdona que el papel esté manchado de sangre
tranquila no es mía, es de un enemigo perdido
que entró en nuestra trinchera y murió con honor
tal vez ese hombre no lo merecía.

Querida, tal vez no pueda a volver a escribir
la batalla se ha vuelto más cruenta
y los obuses estallan cada vez más cerca
espero no perder mi pluma para escribirte.

El tiempo es agradable, soleado y amargo
la tierra está regada por la sangre de nuestros hermanos
espero el renacer de la espesa hierba
cuando vuelva la primavera.

No puedo escribir más, me llama la batalla
espero que estés bién y tu familia también
la realidad aquí es diferente que en casa
recuerda que estoy aquí por el amor a la libertad.

Se agota la tinta de mi pluma, así que me despido
esperando tu respuesta, sin prometerte responder
si muero en esta guerra, recuerda que lo hice por mí
por la libertad, por el amor y la paz,
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

El deseo perdido

Cuando el deseo cae al abismoperdiéndose en la oscuridadel vacío se adueña del dia a diaconvirtiendo mi ser en un fantasma. Así nace la melancolía de algo perdidosin saber … Leer más

Depresión

Demos la bienvenida a la depresiónartista sin igual, conocida por todoscapaz de convertir la pasión por vivirpor el letargo de una muerte en vida. Aplaudida en todos los teatros … Leer más

Cartas desde el frente

Perdona no haber respondido a tu cartalos últimos acontecimientos no me dejaronhe estado ocupado luchando por la libertadtrabajando para crear un mundo mejor. La miseria humana ha secado mi … Leer más

Otra noche más

Cuando el pasado toca a tu puertaprepara café, va a ser una noche largadetrás de él, llega la melancolíavestida de azul turquesa. Vuelven a tocar la puertay entra la … Leer más

Mi amada Vegueta

Los adoquines que pisocuando paseo por veguetame cuentan sus historiasmostrando gotas de sangre. Donde caballeros de antañocruzaron las espadasamparados en la oscuridadde una ciudad sin ley. Historias de amorrotas … Leer más

Soy tu sombra.

soy tu sombracaminando a tu lado en días soleadosdejándome llevar. Pegado a tus taconesformando parte de tísin llegar a alcanzarmeni yo a tí. Ser tu sombra me honranacido para seguirteviéndote … Leer más

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.